• image
    Bienvenidos al Instituto Canario Cardiovascular
    El Instituto Canario Cardiovascular es un centro médico ubicado en Santa Cruz de Tenerife

    Dedicado a la asistencia, docencia e investigación en patología cardiovascular.

    Podemos ayudarle a resolver sus problemas de salud en el área cardiovascular.
    Nuestro objetivo es prestar asistencia, contribuir a la investigación y
    a la difusión de todo aquello relacionado con el área cardiovascular con niveles de excelencia.

Sobre Nosotros

equipo icc

Podemos ayudarle a resolver sus problemas de salud en el área cardiovascular.
Contamos con los mejores profesionales en el área cardiovascular: el Dr. Rafael Martínez Sanz.
Nuestro objetivo es prestar asistencia, contribuir a la investigación y a la difusión de todo aquello relacionado con el área cardiovascular con niveles de excelencia.

Nuestra misión

Estudiar, tratar y prevenir las enfermedades cardiovasculares. Contribuir a la docencia, investigación y difusión del diagnóstico, tratamiento y prevención de las enfermedades cardiovasculares.

Nuestra visión

Conocer los determinantes genéticos y ambientales que condicionan la salud y la enfermedad en el área cardiovascular y otras enfermedades crónicas o degenerativas relacionadas, orientando mejor los tratamientos.

Nuestros valores

Medicina basada en la excelencia y no solo en la evidencia. La honestidad y la interrelación de confianza médico - paciente son nuestro emblema. Nuestros pacientes son eso, Nuestros Pacientes y no sólo clientes o usuarios.

 

Nuestros especialistas

  • Dr. R. M. SanzCatedrático de Universidad de La Laguna

    El doctor Rafael Martínez Sanz mantiene una intensa actividad profesional que se distribuye en la asistencia (en el Hospital Universitario de Canarias), la docencia (en la Universidad de La Laguna) y la investigación. Gracias al acuerdo del Instituto Canario Cardiovascular con la Fundación General de la Universidad de La Laguna, esos aspectos también los puede aplicar en el Insituto. Así pues, el profesor Rafael Martínez Sanz desarrolla esa triple vertiente de forma simultanea y que se retroalimenta potenciando cada una de esas parcelas con las restantes.

    Profesor Titular de Cirugía Cardiovascular de la Universidad de La Laguna con plaza vinculada de Jefe de Servicio de Cirugía Cardiovascular en el Hospital Universitario de Canarias, Tenerife. Acreditado por el Consejo Nacional de Universidades como Catedrático de Universidad en Ciencias de la Salud.

    El Doctor Rafael Martínez Sanz tiene cinco Quinquénios de Docencia en la Universidad de La Laguna y ha sido Acreditado por el Consejo Nacional de Universidades como Catedrático de Universidad en Ciencias de la Salud.

Ozonoterapia

¿Qué es la ozonoterapia?

El ozono es una molécula variante de la normal de oxígeno de dos átomos al contar con tres átomos de oxígeno, lo que le confiere unas características especiales y muy diferentes de las de la molécula biatómica. Se produce en la naturaleza tras una tormenta y en medicina o en la industria al hacer pasar oxígeno por un arco voltaico.

Se representa como O3. Su modo de acción terapeútico en el organismo es como regulador del sistema de stress oxidativo, pues se une a lípidos, hidratos de carbono y proteínas, tanto plasmáticas como celulares, a través de los denominados ROS Y LOPS.

La ozonoterapia es una novedosa técnica médica alternativa que permite aplicar ozono con fines terapeúticos. Puede aplicarse bien de forma superficial en las úlceras (en tronco o extremidades) mediante una bolsa cerrada, en vulva y vagina, oído externo, dientes, ojos o nariz. Puede ser inyectado debajo de la piel o en el músculo. O de forma general bien al mezclarle con la sangre en forma de autotransfusión o por vía rectal (por una sonda introducida en el ano) dado que se absorbe bien por la mucosa intestinal, con el objetivo de conseguir una mejoría de la circulación local, regional y general, así como una disminución de los procesos inflamatorios y dolorosos en los tejidos tratados.

También es microbicida, modulador del crecimiento fibroblástico, lo que permite reparar lesiones y, también es modulador del desarrollo de otras líneas celulares. En muchos casos debemos aplicar una vía local más una sistémica.

Las aplicaciones clínicas de la ozonoterapia son muy diversas:

  • Anti envejecimiento (anti-aging).
  • Corazón: Insuficiencia cardiaca aguda y crónica, hipertensión arterial, cardiopatía isquémica.
  • Arterias: Arteriosclerosis, vasculitis, pie diabético, claudicación intermitente.
  • Venas: Varices, hemorroides, síndrome postflebítico, arañas vasculares.
  • Úlceras cutáneas: Isquémicas, venosas, de decúbito.
  • Respiratorio: Fibrosis pulmonar, asma, enfermedad bronquial crónica, enfisema.
  • Piel: Acné, epidermitis, herpes zoster, alopecia, soriasis, lipodistrofia, piel de naranja.
  • Digestivo: Hepatitis, gastritis, ulcus gástrico, infección por H. Pylori, Chron, colitis ulcerosa.
  • Osteomuscular: Hombro doloroso, lumbalgias crónicas, ciatalgias (neuralgias del nervio ciático), hernias discales, fibromialgias, artrosis y artritis, bursitis, tendinitis, roturas fibrilares musculares, túnel carpiano, codo de tenista, artritis reumaoide.
  • Síndrome de fatiga crónica.
  • Urológico: Síndrome del pene torcido o de Peyroní, cistitis, impotencia sexual.
  • Neurosiquiatricos: Depresión, Parkinson, recuperación post-ictus, enfermedades neurodegenerativas en sus fases iniciales.
  • Endocrino: Diabetes, dislipemias (colesterol), síndrome metabólico.
  • Infecciones: Gripe, hepatitis vírica, herpes, acorta la recuperación de muchas infecciones por otros virus, hongos, bacterias, protozoos y parásitos.
  • Ginecológico: Vulvovaginitis, endometriosis.
  • Hematológicas: Puede ayudar en el tratamiento de la Talasemia Minor. Disminuye la agregación plaquetaria.
  • Renales: La insuficiencia renal crónica en sus fases iniciales puede demorar su entrada en hemodiálisis.
  • Cancer: Mejora el mal estado general tras quimio o radioterapia.
  • Oftalmología: Retinosis pigmenteria, glaucoma, Degeneración macular de la edad, retinopatía diabética.
  • Otorrinolaringología: Tinnitus o acúfenos (ruidos en el oído sin causa aparente), pérdida brusca de la audición.
  • Cuidados Críticos: Quemados, síndrome de distress respiratorio agudo, peritonitis, poli-traumatizados.
  • Odontología y dentistas: Gingivitis, infecciones, blanqueamiento dental.
  • Cosmetología: Lipomatosis localizadas (mal llamadas celulitis)

Tratamientos y Pruebas diagnósticas

Tratamientos no quirúrgicos de las varices

La Escleroterapia (esclerosis de las varices o esclerosar varices) es una técnica no invasiva de tratamiento no quirurgico (quitar varices) de las varices no demasiados grandes, de las variculas y de las arañas vasculares. El Escleroterapia se puede aplicar en forma de solución líquida o en forma de espuma. La esclerosis de las varices o esclerosar varices se puede realizar de diferentes formas, según el gas que se utilice para obtener la mezcla con el liquido esclerosante, si es que se quiere realizar la escleroterapia con espuma (mousse o foam). Los gases escogidos son muy diversos siendo los más frecuentes el aire ambiente y el ozono.
Es una fuente intensa de energía que cuando se utiliza con la longitud de onda adecuada, ajustada al tipo de vaso a tratar consigue la esclerosis o eliminación del mismo.

Tratamientos quirúrgicos de las varices

La técnica CHIVAS, es la correpondiente al acronimo francés Cure Conservatrice et Hemodynamique de l’Insufficience Veineuse en Ambulatoire, que podríamos traducir como el tratamiento ambulatorio de la isuficiencia venosa mediante una técnica basada en la hemodinámica venosa que preserva la vena enferma. La técnica CHIVAS es una cura hemodinámica que se aplica a varices no tronculares bajo anestesia local y mediante la cual se interrumpen conexiones anómalas entre las venas enfermas, que generalmente invierten el sentido del flujo circulatorio de las mismas. La técnica CHIVAS permite que esta venas recuperen su sentido de flujo correcto. La cura CHIVAS requiere un estudio hemodinámico de la dirección de los flujos anómalos hecho con Eco-Doppler Vascular. En algunos casos, las venas tratadas mediante este sistema permanecen durante ciento tiempo, porque el cirujano se limita a interrupir la entrada anómala de sangre en ellas, pero sin quitarlas. Por este motivo, la técnica CHIVAS no es seguida por algunos cirujanos que quieren unos resultados inmediatos, presionados por la demanda asistencial de determinidados pacientes que quieren ver sus piernas con un cambio sustancial en ese momento.
La Cirugía Mínima Invasiva Ambulatoria (CMIA) o mínimamente invasiva consiste en abordajes con una mínima incisión cutanea para resolver de forma definitiva determinadas dilataciones varicosas no susceptibles de ser tratadas mediante las otras técnicas. Cirugía Mínima Invasiva Ambulatoria se realiza con anestesia local y de forma ambulatoria. La Cirugía Mínima Invasiva Ambulatoria ha ido ampliando el marco de sus aplicaciones y hoy día se aplica para tratar no solo las varices pequeñas o varículas, con fines cosméticos, sino la práctica totalidad de todas las varices, dado que se evita otras técnicas de anestesia general o espinal, que requieren hospitalización y además presuponen no solo unas mayores cicatrices en la piel, sino un mayor daño de los tejidos circundantes a las varices que se extraen. La Cirugía Mínima Invasiva Ambulatoria se suele asociar con otras técnicas en el mismo procedimiento quirúrgico como son la Termoesclerosis con Endolaser, la Escleroterapia con Espuma o la Escleroterapia con Ozono.
Las Crosectomías consisten en interrumpir a través de la ingle el flujo anómalo desde la vena femoral (vena principal profunda de la pierna) a la vena safena mayor o safena interna (la que recoge la circulación venosa superficial, de la grasa y de la piel en la porción anterior e interna de la pierna), cuando esta aún conserva el resto de su tamaño y función aceptablemente buena, no siendo necesario extraer toda la vena safena. Mediante las Crosectomías evitamos extraer la totalidad de la vena safena, con lo cual nos evitamos el dolor y las molestias que conlleva separarla de los tejidos circundantes desde el tobillo a la ingle. La Crosectomía se ha mostrado casi tan eficaz como la safenectomía radical (Stripping) cuando no existe una dilatación muy grande de esa vena. La Crosectomías se puede aplicar con anestesia local y de forma ambulatoria. Aveces se asocia a otras técnicas como la Cirugía Mínima Invasiva Ambulatoria, la técnica CHIVAS, la Termoesclerosis por Endolaser o la Escleroterapia o Esclerosis con Espuma u Ozono.
El tratamiento de las varices con Endolaser consiste en introducir con anestesia local una fibra óptica que conduce la energía láser al interior de la vena tratada, con lo que se consigue “quemarla por dentro”, induciendo su esclerosis (termoesclerosis). Habitualmente las paredes de la vena se “pegan” (se termoesclerosan) con la de la pared de enfrente, desapareciendo la luz del vaso (el hueco por el que transcurre la sangre a lo largo de la vena). Mediante el Endolaser, se queman las capas más internas (esto es más proximas a la luz de la vena), con lo cual los tejidos circundantes en especial los nervios sensitivos, no se alteran. Esto explica que el Endolaser sea una técnica muy poco agresiva con los tejidos del paciente y que tenga tan pocos dolores en el post-operatorio, en comparación con las técnicas de extracción total. El Endolaser se suele asociar a otras técnicas Cirugía Mínima Invasiva Ambulatoria, el CHIVAS y la Escleroterapia o Esclerosis con Espuma u Ozono. De esta forma podemos operar las varices o quitar las varices y las causas de las mismas de una forma mínimamente invasiva, con anestesia local y de forma ambulatoria.
La Microcirugía de las varices es una parte de las técnicas minimamente invasiva de abordaje vascular, generalmente realizadas con anestesia local. La Microcirugía consiste en abordajes con una mínima incisión cutanea para resolver de forma definitiva determinadas dilataciones varicosas no susceptibles de ser tratadas mediante las otras técnicas. La Microcirugía se realiza con anestesia local y de forma ambulatoria. La Microcirugía ha ido ampliando el marco de sus aplicaciones y hoy día se aplica para tratar no solo las varices pequeñas o varículas, con fines cosméticos, sino la práctica totalidad de todas las varices, dado que se evita otras técnicas de anestesia general o espinal, que requieren hospitalización y además presuponen no solo unas mayores cicatrices en la piel, sino un mayor daño de los tejidos circundantes a las varices que se extraen. La Microcirugía se suele asociar con otras técnicas en el mismo procedimiento quirúrgico como son la Termoesclerosis con Endolaser, la Escleroterapia con Espuma o la Escleroterapia con Ozono.
El Stripping es un término coloquial quirurgíco tomado del inglés, que consiste en la introducción de una barra (stripper) con el objetivo de proceder al arrancamiento de la vena que se esté tratando (actualmente en desuso, salvo cuando se desean tratamientos radicales). En el Stripping se intruduce una guía (barra o stripper) de plástico generalmente, a través de la vena safena interna por delante de la cara interna del tobillo (maleolo interno) y que se exterioriza en la ingle tras realizar una crosectomía. Esto es que en la ingle, mediante una incisión paralela al pliegue inguinal y tras desconectar la desembocadura de la vena safena interna en la vena femoral, exteriorizamos el stripper que viene desde el tobillo. La técnica consiste en que tras cortar en el tobillo la vena que procede de la cara interna del pie, y de emplazar una bola (denominada oliva, por su parecido con un aceituna), y de asegurar con unas cuantas ligaduras externas que dicha oliva no se va a introducir dentro de la vena safena, si estuviese muy dilatada, se procede a extraer el stripper junto con toda la vena y tejidos próximos al tirar del extremo que hemos sacado en la ingle (stripping). El stripping proporciona una cura radical de las varices secundarias a insuficiencia del cayado o de las perforantes del sistema de la vena safena interna, pero es muy agresivo y comporta con frecuencia hematomas, dolores, inflamación y perdida de la sensibilidad a lo largo del recorrido de esa vena desde el tobillo a la ingle. El stripping se puede aplicar también al sistema de la vena safena interna, que va por la cara posterior de la pantorrilla, desde el borde posterior del maleolo externo (tobillo) hasta la corva (vena poplitea). El stripping es una técnica que se sigue utilizando hoy día en muchos centros todavía aunque se va desplazando año a año con técnicas menos agresivas y casi tan eficaces, como son la Termoesclerosis con Endolaser, la Fibroesclerosis con Espuma u Ozono, la Cirugía Mínima Invasiva Ambulatoria o incluso con la Microcirugía y el CHIVAS.

Pruebas diagnósticas

La técnica CHIVAS, es la correpondiente al acronimo francés Cure Conservatrice et Hemodynamique de l’Insufficience Veineuse en Ambulatoire, que podríamos traducir como el tratamiento ambulatorio de la isuficiencia venosa mediante una técnica basada en la hemodinámica venosa que preserva la vena enferma. La técnica CHIVAS es una cura hemodinámica que se aplica a varices no tronculares bajo anestesia local y mediante la cual se interrumpen conexiones anómalas entre las venas enfermas, que generalmente invierten el sentido del flujo circulatorio de las mismas. La técnica CHIVAS permite que esta venas recuperen su sentido de flujo correcto. La cura CHIVAS requiere un estudio hemodinámico de la dirección de los flujos anómalos hecho con Eco-Doppler Vascular. En algunos casos, las venas tratadas mediante este sistema permanecen durante ciento tiempo, porque el cirujano se limita a interrupir la entrada anómala de sangre en ellas, pero sin quitarlas. Por este motivo, la técnica CHIVAS no es seguida por algunos cirujanos que quieren unos resultados inmediatos, presionados por la demanda asistencial de determinidados pacientes que quieren ver sus piernas con un cambio sustancial en ese momento.
La Cirugía Mínima Invasiva Ambulatoria (CMIA) o mínimamente invasiva consiste en abordajes con una mínima incisión cutanea para resolver de forma definitiva determinadas dilataciones varicosas no susceptibles de ser tratadas mediante las otras técnicas. Cirugía Mínima Invasiva Ambulatoria se realiza con anestesia local y de forma ambulatoria. La Cirugía Mínima Invasiva Ambulatoria ha ido ampliando el marco de sus aplicaciones y hoy día se aplica para tratar no solo las varices pequeñas o varículas, con fines cosméticos, sino la práctica totalidad de todas las varices, dado que se evita otras técnicas de anestesia general o espinal, que requieren hospitalización y además presuponen no solo unas mayores cicatrices en la piel, sino un mayor daño de los tejidos circundantes a las varices que se extraen. La Cirugía Mínima Invasiva Ambulatoria se suele asociar con otras técnicas en el mismo procedimiento quirúrgico como son la Termoesclerosis con Endolaser, la Escleroterapia con Espuma o la Escleroterapia con Ozono.

Contacte con nosotros

No dude en ponerse en contacto con nosotros para cualquier duda o consulta.